martes, 29 de marzo de 2011

HISTORIA DE LOS JUEGOS ALTERNATIVOS

El movimiento moderno conocido con el nombre de Juegos y deportes alternativos se inicia en nuestro país aproximadamente a comienzos de la década de los 90 a través de los seminarios del INEF de Madrid. En principio se llamó Deportes alternativos para el año 2000, quedando dos años después con el nombre de Juegos y deportes alternativos. La intención del seminario era la de buscar una renovación en los programas de Educación Física escolar y a través de ellos dar a conocer a los jóvenes, nuevos hábitos deportivos que hicieran realmente posible en un futuro, el concepto de Deporte para Todos entendido como el deporte participativo que puede practicar cualquiera y que sirve para gozar del tiempo libre.

Las modalidades deportivas seleccionadas tenían como características comunes la de ser deportes de los denominados de por vida porque se pueden practicar a cualquier edad; de familia porque permite jugar a niños y adultos juntos y de tiempo libre porque pueden practicarse en todo tiempo y lugar sin tener que utilizar infraestructuras costosas, adaptándose perfectamente a cualquier tipo, bien sea el patio de un centro, el campo o la playa, lo que permite a su vez un mayor acercamiento del practicante a la naturaleza.

El seminario que surgió con la idea de indagar sobre las nuevas alternativas cuajó y tuvo gran aceptación porque se adaptaba a los intereses de la sociedad receptiva al fenómeno deportivo con un carácter más vivencial, recreativo y lúdico.

Este carácter adquiere el valor que le corresponde dentro de la E.F. mediante los Juegos y Deportes Alternativos con grandes posibilidades educativas, de ejercicio y diversión enriqueciendo los contenidos del currículo.

Los juegos y deportes alternativos introducen nuevos hábitos deportivos dando más énfasis a los aspectos recreativos de relación, cooperación y comunicación entre las personas que a los aspectos relacionados con la competición.

Son actividades altamente motivantes que se acercan a los intereses de los alumnos por su novedad, lo llamativo de los materiales y lo fácil que resulta manejarlos y prácticos, ya que muchas veces podemos construirlos nosotros mismos. Este aspecto es muy interesante pues mantiene a la persona que los practica en constante movimiento lo que incidirá en su disposición corporal hacia la actividad física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada